Recién estrenado el mes de junio que marca el inicio del verano y con él la llegada de un tiempo más estable e incluso las primeros calores, resulta que este año se está comportando como una primavera que no quiere despedirse. Muchos de vosotros os estáis preguntado el por qué de todo esto, a continuación intento explicarlo:

La razón básica la encontramos como no en la atmósfera y más concretamente en un patrón meteorológico anómalo para las fechas en las que nos encontramos. Si observamos el mapa de anomalías medias de altura a niveles medios, vemos que sobre la península ibérica predominan claramente los colores azules donde predominan las bajas presiones, mientras que en colores rojizos figuran las altas.

 

bloqueo1 768x479

 

Así pues, podemos decir que a partir de mañana (probablemente ya desde primeras horas de la jornada pueden aparecer las precipitaciones), luego horas más tarde darse una pequeña tregua para de nuevo reactivarse a últimas horas de la tarde. Serán mayoritariamente de carácter tormentoso, por lo que resulta muy difícil concretar donde caerán y donde sólo lo haría de forma muy puntual.

Nuevamente de cara al fin de semana llegaría otra depresión aislada en niveles altos (DANA) que volvería a inestabilizar la atmósfera, viernes tarde y sábado.

A continuación os adjunto las previsiones a medio plazo (precipitaciones) para esta semana y la siguiente en las que se aprecia precipitación. Recordaros que estos pronósticos a tan largo plazo están sujetos a una incertidumbre importante, por lo que no se deben considerar fiables al 100%, tomadlo como una posible tendencia.

 

18 06 05 1

 

 


0
0
0
s2sdefault