binefaroctubre2014homenajejosejavierarias01

Texto e Imagen: Jaume Garcia Castro

 

Binéfar, 25 de octubre de 2014.- Unas ochenta personas, entre familiares, amigos, autoridades y binefarenses en general, acudieron ayer por la mañana al área de descanso del camino natural de la Sierra de San Quílez que ayer quedó bautizado oficialmente con el nombre de José Javier Arias, biólogo y ecologista que, durante más de diez años, reactivó la reforestación de la sierra y educó a toda una generación de binefarenses en el amor y el respeto por la naturaleza.

La comitiva llegó hasta la zona de descanso en un autocar fletado por el Ayuntamiento de Binéfar, en una furgoneta de la Cruz Roja, entidad que propuso y ha impulsado el homenaje a José Javier Arias, así como en vehículos particulares. Al llegar a la zona que iba a recibir el nombre del biólogo, el alcalde de Binéfar, Agustín Aquilué, acompañado de la concejal de Medio Ambiente, Aurelia Lahilla, dedicaron unas palabras a glosar la figura de J.J. Arias.

Entre los parlamentos oficiales, tomó la palabra el padre de José Javier Arias, don José Arias, quien se mostró orgulloso y emocionado ante el reconocimiento a la labor de su hijo. Recordó los méritos y las labores desarrolladas por su hijo ante la atenta mirada de los diferentes concejales de Medio Ambiente que ha tenido el Ayuntamiento de Binéfar en los años en los que Arias estuvo trabajando en el Vivero, todos ellos presentes ayer en el acto.

binefaroctubre2014homenajejosejavierarias02

Para poner el punto y final al acto, Paco Paricio interpretó una historia con la ayuda de dos máscaras y un encantador coro de niñas y niños que interpretaron con silbatos y percusiones de todo tipo el sonido de los pájaros. El colofón a la historia es una canción popular titulada “El niño y los pajaritos” que pone a prueba la memoria de sus intérpretes ya que aparecen docenas de nombres de aves.

Arias no sólo coordinaba el vivero municipal, sino que también consiguió replantar más de 5000 pinos, robles y encinas en la Sierra de San Quílez con la ayuda de los escolares que, durante diez años, siguieron todo el ciclo de crecimiento de los benjamines. Su labor en pro de la recuperación de la Sierra de San Quílez, su reforestación y el asentamiento de la biodiversidad merece que su nombre figure en los anales de la historia de Binéfar al lado del de Benito Coll y del de Hipólito Birtrián.

binefaroctubre2014homenajejosejavierarias03

Biólogo, naturalista, ecologista y activista en el cuidado y el amor por la naturaleza, José Javier Arias también tuvo tiempo para dedicarlo a su otra gran pasión: la música. Muchas son las iniciativas que tuvo con respecto a la música, pero el coro fue, quizás, el espacio donde más disfrutó de esta faceta de su vida. Ayer, sus compañeras durante más de 10 años en la Coral de Binéfar también acudieron al homenaje y recordaron en animada charla cómo su labor fue fundamental durante esa década. 

Tras el acto de homenaje, ascensión del grupo a la zona del mirador donde reposan las cenizas de Hipólito Birtrián y donde se encuentra la placa que da fe del premio Félix de Azara concedido por la Diputación Provincial de Huesca, impulsado por el propio José Javier Arias. El olor del tomillo inundaba la sierra, que sería un páramo yermo sin el trabajo de Arias y de otras personas que, como él, aman y respetan la naturaleza.

 


0
0
0
s2sdefault

Últimas noticias