Se formularon 10 denuncias por infracciones administrativas, 4 por contrabando, 4 por etiquetado y 2 por IVA

La Patrulla Fiscal y de Fronteras (PAFIF) de la Guardia Civil de Huesca, dentro del Plan de actuación en materia de Resguardo Fiscal, ha realizado diversas inspecciones a lo largo de la provincia de Huesca, en establecimientos que ofrecen a la venta bebidas alcohólicas.

Dentro de los servicios desarrollados se han detectado establecimientos en Binéfar, Barbastro, Monzón y Fraga, que incumplían la Ley en Materia de contrabando, al no cumplir con los requisitos legalmente establecidos para acreditar la importación de bebidas alcohólicas.

En las inspecciones llevadas a cabo se localizaron botellas de bebidas alcohólicas expuestas para la venta al público, las cuales presentaban deficiencias en las precintas fiscales, que se encontraban pegadas de forma precaria con pegamento y que carecían de etiquetado en español, por este motivo se formularon 10 denuncias administrativas (4 por contrabando, 4 por etiquetado y 2 por IVA) que fueron remitidas al departamento de Aduanas e IIEE de la Delegación de Hacienda en Huesca, órgano encargado de tramitar los expedientes sancionadores correspondientes.

Fueron intervenidas un total de 142 botellas de diferentes marcas de bebidas alcohólicas, con un valor de mercado de unos 1500 euros. Esta es la segunda intervención que se lleva a cabo en establecimientos donde se venden bebidas alcohólicas, habiéndose incautado el pasado año, 167 botellas de bebidas alcohólicas.


0
0
0
s2sdefault