Texto e Imagen: Jaume Garcia Castro

 

Binéfar, 27 de junio de 2015.- La tarde del sábado se vivió un momento histórico en las reivindicaciones del colectivo LGTB en Binéfar. La corporación municipal, encabezada por el alcalde Alfonso Adán y con la presencia de los concejales Daniel Isábal, Teresa Pallás, Carlos Arroyos, Agustín Aquilué y Txema Isábal, recibieron de manos de Javier y Pablo, dos representantes de la futura Asociación de Gays y Lesbianas de la Comarca de La Litera que está en pleno proceso de formación, la bandera arcoíris que representa internacionalmente al movimiento de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, cuatro colectivos que han sido perseguidos históricamente por sus preferencias sexuales.

El acto ponía así un grano más de arena en la lucha por la normalidad con la que la sociedad debería acoger las preferencias sexuales de todos y todas sus integrantes. Ya hace diez años que en España se consiguió dar un paso importante en ese aspecto permitiendo la boda entre personas de un mismo sexo, convirtiéndose así en uno de los países pioneros en el reconocimiento de los derechos de estos colectivos que, en muchos países del mundo, siguen siendo perseguidos, multados, encarcelados o ejecutados por sus preferencias sexuales.

Carlos Arroyos, concejal de Bienestar Social e Igualdad, abrió el turno de parlamentos expresando que este acto se producía porque “queremos celebrar y dar una muestra de apoyo a todo el colectivo LGTB desde el Ayuntamiento”. Arroyos insistió en que “aún hoy en día son un colectivo que sigue encontrando muchas dificultades en su día a día, sufriendo desigualdad, poco a poco tenemos que concienciarnos todos que tenemos que mejorar en los derechos de este colectivo para que ningún ciudadano o ciudadana binefarense sufra desigualdades por motivos de su sexualidad”.

Pablo, uno de los integrantes de la Asociación de Gays y Lesbianas de la Comarca de La Litera, en su parlamento insistió en que con este acto Binéfar demostraba su carácter acogedor y abierto, dando su apoyo a un colectivo al que se ha castigado duramente por el simple hecho de amar a personas de su mismo sexo.

Finalmente, Alfonso Adán, alcalde de Binéfar, recordó el “inmenso avance que supuso la aprobación hace diez años de la Ley de Matrimonio Igualitario y que no hay que dejarla atrás, sino que hay que seguir avanzando. Han pasado diez años pero hay muchas cosas que seguir mejorando en los derechos de todos los colectivos minoritarios. Desde el Ayuntamiento de Binéfar consideramos importante avanzar en derechos sociales, todos somos iguales, no importa la religión, el color de la piel o la condición sexual, por eso es un placer poder estar con vosotros, con esta nueva concejalía de Igualdad que se ha creado y con estos compañeros y vecinos de la comarca”. Tras estas palabras, se entregó la bandera a los representantes municipales y se escenificó la misma posando en una imagen ante la bandera desplegada.

A los pocos minutos, la bandera se colgó en el techo del anfiteatro de la Plaza España y allí debería haber lucido durante todo el domingo, Día Internacional del Orgullo LGTB, pero una acción vandálica ha impedido la normal celebración del día. Durante la noche, alguien ha descolgado la bandera y la ha hecho desaparecer. A pesar de este acto incívico, el paso para la normalidad ya ha sido dado.

 

 


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia

Alcampell, Festa Major 2019