En esta operación se han esclarecido 85 robos, 38 llevados a cabo en Cataluña y otros 47 en la provincia de Huesca 

Los detenidos son los once que declararon el pasado sábado en los juzgados de Monzón, se les imputan los delitos de robos con fuerza en viviendas, de vehículos, falsificaciones de documentos, tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal. Aparte de los once detenidos otras cinco han sido investigadas, y se han realizado 4 registros domiciliarios donde se ha intervenido joyas, dinero, más de 1 kilogramo de cocaína, herramientas utilizadas en los robos y 12 vehículos de alta gama.

A los detenidos se les imputan los delitos de robos con fuerza en viviendas (por la comisión de un centenar de robos), robo de vehículos, falsificaciones de documentos, tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

En la operación se han realizado 4 registros domiciliarios (3 en Lleida capital y 1 en Reus), donde se ha intervenido joyas, dinero en metálico (2.500 euros), más de 1 kilogramo de cocaína, herramientas utilizadas en los robos y 12 vehículos de alta gama. Asimismo, se han esclarecido la comisión de más de 85 robos, 38 cometidos en Cataluña y 47 en la provincia de Huesca.

La operación que se inició el pasado año, cuando ambos cuerpos policiales tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal dedicada al robo de viviendas que estaba actuando principalmente en Cataluña y Aragón. Continuando con las investigaciones, los agentes detectaron a algunos miembros de la organización que habían establecido su sede en provincia de Lleida y que tenían una gran capacidad operativa para la comisión de hechos delictivos.

Renovación de la célula para no ser reconocidos o detectados

Fruto de las investigaciones, se pudo determinar que la organización se encontraba perfectamente jerarquizada e iba rotando a sus miembros con frecuencia para evitar ser detectados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Para ello, cada cierto tiempo renovaban la célula operativa con el fin de no ser detectados o reconocidos por los hechos delictivos. Asimismo, los cabecillas de la organización se movían por todo el territorio Schengen con total libertad utilizando documentación falsa.
Igualmente, los agentes han podido constatar que la organización había adquirido un alto nivel de especialización en el robo con fuerza en viviendas tomando para ello medidas de seguridad extremas ya que llegaban a realizar contra vigilancias para evitar ser detectados.
Asimismo, la organización contaba con infraestructura en nuestro país ya que las personas afincadas en un piso “franco” de Lleida, facilitaban la logística para que otros miembros de la red pudieran establecerse allí durante periodos de tiempo prolongados.

Varios robos cometidos en un mismo día

La organización podía llegar a cometer hasta 5 robos de viviendas en un mismo día. Además no dudaban en robar los vehículos de los propietarios dándose posteriormente a la fuga en los mismos. Posteriormente, estos vehículos eran utilizados para cometer otros hechos delictivos y los escondían en zonas rurales para evitar su localización.
Además realizaban reconocimientos previos en las zonas donde tenían previsto cometer los robos para concretar las viviendas susceptibles de ser robadas. La colaboración ciudadana en este punto ha sido esencial para el éxito de la operación.

Cabe destacar el carácter violento de la organización, ya que en algunos casos llegaron a agredir a los moradores de los domicilios cuando eran detectados en el interior de las viviendas. Además en caso de ser avistados cuando huían en los vehículos, no dudaban en arremeter contra las patrullas de las Fuerzas de Seguridad y darse a la fuga.

Con esta operación, además de dar por desarticulada una importante organización criminal se han conseguido esclarecer policialmente 85 delitos contra el patrimonio llevados a cabo 47 en la provincia de Huesca (Monzón, Barbastro, Estadilla, Fonz, Binéfar, Binaced, Albalate, Belver de Cinca, Almudafar, Fraga, Castejón del Puente, Esplús, Nueno, Chimillas y Banastás) y 38 en toda Cataluña (Lérida, Barcelona, Tarragona y Gerona).

Los líderes de la organización han ingresado en prisión sin fianza, contando varios de ellos con antecedentes similares en otros países europeos teniendo incluso decretada la prohibición de entrada en territorio Schengen.
Tanto a detenidos como a investigados les constan antecedentes por robos con violencia, robos con fuerza, falsificación de documentos e incluso un homicidio doloso.


0
0
0
s2smodern
New Confort Time