Texto e Imagen: Prensa del Gobierno de Aragón

 

El tercer gran apartado de ayudas son las de los ARRUS, Actuaciones en Regeneración y Renovación Urbana y que van destinadas a la rehabilitación; la renovación de viviendas que son derruidas y se construyen nuevas; la reurbanización de zonas y los realojos, es decir, viviendas que son derruidas y donde se busca el realojo de las familias en otras zonas.

En total se han firmado 13 convenios entre el Gobierno de Aragón y los municipios. El consejero Soro ha señalado que “los plazos han sido muy pequeños por lo que en algunos municipios no se han podido presentar todas las actuaciones que se hubiesen querido”. Los ayuntamientos con los que se han firmado convenios del ARRU han sido: Huesca, Barbastro, Binéfar, Fraga, Jaca, Monzón, Sabiñánigo, Alcañiz, Calatayud, Caspe, Ejea de los Caballeros, Tarazona y Zaragoza.

Desde la dirección general de Vivienda y Rehabilitación se ha advertido de que las ayudas se estaban tramitando cuando se accedió a la dirección general por lo que se ha tenido que hacer un gran esfuerzo para poder acceder a ellas en estos cuatro meses. En este sentido, tanto el consejero José Luis Soro como la directora general, Mayte Andreu, han agradecido la labor del personal de la dirección general y las subdirecciones provinciales para llegar a tiempo.

Durante estos meses se ha trabajado conjuntamente con el Ministerio para que no se perdiesen los presupuestos pero, tal y como señala la directora general, “la falta de gestión anterior va a provocar retrasos en los pagos de las ayudas al alquiler, que se cobrarán a partir de este mes con carácter retroactivo y en los casos en los que se cumplan los requisitos”.

Mayte Andreu ha recordado que los inmuebles con antigüedad superior a 50 años o aquellos que pretendan solicitar ayudas para la conservación, accesibilidad o eficiencia energética deben contar con el Informe de Evaluación del Edificio. Pero, además, este documento “serviría para que desde el Gobierno de Aragón podamos tener una imagen clara de la situación de edificios y viviendas en Aragón, lo cual, además, nos serviría para ser más precisos a la hora de invertir y subvencionar mejoras” y ha añadido que “en definitiva, planificar nuestras políticas de intervención en relación a las necesidades de la ciudadanía”.


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia

 ALDA I Jornadas de educación para la convivencia con perros
 ALDA I Jornadas de educación para la convivencia con perros