Igualmente se han localizado 652 productos de higiene que incumplían la normativa de etiquetado

Con motivo de la próxima campaña de Navidad, la PAFIF de la Guardia Civil de Huesca (Patrulla Fiscal y de Fronteras) ha realizado inspecciones en 45 bazares de la provincia, donde se han intervenido 639 juguetes que no reunían los requisitos exigidos para la importación y venta en España.

Los juguetes intervenidos no contienen las instrucciones e información de seguridad en castellano, tal y como exige la normativa para su comercialización. Se han formulado 27 denuncias a la Ley de Contrabando y 16 por infracción a las normas de etiquetado. La intervención se ha llevado a cabo en colaboración con el departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria en Huesca.

A lo largo del mes de noviembre, estando ya la campaña de juguetes de navidad en marcha, con el fin de comprobar la seguridad y el correcto etiquetado de los juguete y otros productos, se han realizado 45 inspecciones fiscales por la PAFIF (patrulla Fiscal y de Fronteras) de la Guardia Civil de Huesca en locales multiservicios y de bazares de toda la provincia, dentro de las atribuciones que tiene la Guardia Civil como resguardo fiscal del Estado.

En las inspecciones, algunos de los establecimientos tenían a la venta juguetes y productos de higiene (dentífricos, champús, gel, etc…), que incumplían la normativa de seguridad, etiquetado, así como de importación (contrabando), por lo que se procedió a la intervención de un total de 1291 productos.

GÉNERO INTERVENIDO

639 juguetes de todo tipo
652 productos de higiene (gel, champús, dentífricos, etc…)

La totalidad del género está valorado en unos 7000 euros.
Por estos hechos se formularon un total de 43 denuncias administrativas, 27 de ellas a la Ley de contrabando y otras 16 al Real Decreto 1334/99 de normas de etiquetado, que han sido remitidas al Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la AEAT de Huesca y al Área de Consumo de la D.G.A.

Los juguetes presentaban deficiencias en su etiquetado y supuestamente procedían de China, no cumpliendo con los requisitos legales para su comercialización, al no contener las instrucciones de seguridad en castellano, así mismo, los titulares de los establecimientos afectados, no aportaron documentación que acreditase su legal importación.

Las inspecciones que se han llevado a cabo en colaboración con el Departamento de Aduanas e Impuestos especiales de la Agencia Tributaria de Huesca, ha supuesto retirar del mercado juguetes que podrían suponer un riesgo para los consumidores al no cumplir con los requisitos exigidos en España para su venta.

 


0
0
0
s2smodern
Campaña Navidad 17