La mayor cantidad de peces muertos se encuentra aguas abajo en el polígono Las Paules

El descubrimiento se produjo la tarde del pasado martes después de una llamada al SEPRONA, recogidas las muestras pertinentes, los primeros análisis apuntan la presencia de amonio, químico de uso frecuente en la industria y que en dosis elevadas en el agua es mortal para los peces, las orillas de los ríos también se ven afectadas cuando se producen estos tipos de vertido. El resultado final podría tardar varios días en conocerse.

Los Agentes de Protección de la Naturaleza de Monzón han abierto diligencias a través de los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón y la Confederación Hidrográfica del Ebro también está revisando los permisos para la utilización del amonio para una vez que se conozcan los análisis, poder determinar la procedencia del tóxico y sancionar al causante del vertido tóxico.

El vertido tóxico no afecta al agua de boca, ya que está se toma del Canal de Aragón y Cataluña y del canal de Riegos del Alto Aragón.

 


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia

 ALDA I Jornadas de educación para la convivencia con perros