fiestasazanuyagosto2014raicesaltoaragonesas01

Texto e imagen: Jaume Garcia Castro

 

Azanuy, 3 de agosto de 2014.- Domingo por la tarde, último día de fiestas en Azanuy. Muchos asistentes a la actuación del grupo folclórico Raíces Altoaragonesas vestían la camiseta roja que este año reivindicaba sentirse orgulloso de haber nacido y querer vivir en Azanuy. Los más jóvenes estaban aún bajo los efectos de la sesión de Discomóvil que había acabado, no ya la noche anterior, sino esa misma mañana a las 10:00h. Los mozos resistían cualquier intento del DJ de recoger los bártulos y le obligaron a seguir con la fiesta casi hasta la hora del vermut. Con esos antecedentes no era extraña la cara de zombi de algunos asistentes que se veían un poco ausentes.

La tarde es para los niños y niñas y para la gente mayor. Los peques jugaban en las paradas de la feria o pedían a sus padres o abuelos que les compraran una papelina de churros o de patatas fritas. En la pista de baloncesto el escenario se llenaba de jotas. La rondalla, el grupo de voces y el de baile hicieron las delicias de las más de 180 personas reunidas ante el escenario. Tras ellos, otro medio centenar charlaba o jugaba con los niños y niñas. Atrás quedaban cuatro días de fiestas en los que se habían sucedido los actos de todos los años y algunas novedades. En general, la asistencia de público ha aumentado este año porque al público literano les ha parecido más interesante la propuesta de las Fiestas Mayores celebradas en la comarca que la programación del Festival Vino Somontano 2014.

fiestasazanuyagosto2014raicesaltoaragonesas02

La lluvia hizo que algunos conciertos y actuaciones de la orquesta tuvieran que suspenderse, pero en general se celebró todo lo que estaba previsto. El concierto de los Conejos Verdes era uno de los actos más esperados, así como los ya tradicionales concursos de palistroc y petanca y la degustación de melón de Cofita que se realiza los sábados por la tarde. En general, en algunos actos casi llegó a duplicarse la asistencia habitual de años anteriores. Ahora, tras las fiestas, los azanuyenses se preparan para visitar las fiestas de otras poblaciones, aunque es evidente que, como las de casa, ninguna.

 


0
0
0
s2sdefault