Los titulares de estos locales deberán atenerse a una normativa que pide respeto a normas básicas de higiene y seguridad

El alcalde de Binéfar, Alfonso Adán, ante la celebración de las próximas fiestas patronales y el consiguiente incremento de locales denominados "bodegas" o "chamizos", ha dictado un bando con una serie de normas para garantizar su buen desarrollo, así como el respeto de unas normas básicas de higiene, seguridad y convivencia ciudadana.

Dichas normas son las siguientes:
Primero.-
Requerir la pre-inscripción, por parte del titular responsable, en el libro de registro que a tal efecto se dispondrá en las dependencias de la policía local, con la finalidad, de facilitar la comprobación de que reúnen las condiciones mínimas higiénico-sanitarias y de seguridad.
Segundo.-
No se utilizarán materiales de alta o rápida combustión y toxicidad y se dotará a la instalación, como mínimo, de limitadores de corriente y extintores.
Tercero.-
No ocasionarán molestias al vecindario; las reiteradas quejas supondrán la propuesta de cierre del mismo.
Cuarto.-
Será obligatoria la posesión, en su caso, de las preceptivas autorizaciones para el ejercicio de cualquier actividad de venta de bebidas y otros productos, así como de la prohibición existente sobre la venta y consumo de bebidas alcohólicas a menores de 18 años.
Quinto.-
Se prohíbe la venta de cualquier objeto cargado con mezcla explosiva (petardos, cohetes, etc.) así como el uso y lanzamiento de los mismos en la vía y lugares públicos que puedan afectar a la seguridad de las personas.
Sexto.-
Solicitar la colaboración de todos para mantener la limpieza y buena imagen de nuestro pueblo, así como para alcanzar el objetivo de estas normas.
Séptimo.-
Queda prohibido sacar asientos, sillones, sofás, etc., a la vía pública que puedan entorpecer el normal acceso de los peatones.


0
0
0
s2sdefault

Últimas noticias