La Madeja, es una publicación creada dentro del grupo de feminismo del local Cambalache de Oviedo y una de las publicaciones de más relevancia dentro del movimiento feminista en España.

Irene Toyas presentó en la Biblioteca de Binéfar el monográfico dedicado a los miedos, arropada por el concejal de igualdad Carlos Arroyos y Tamara Marbán.

Comenzó diciendo que Cambalache es un colectivo auto gestionado que trata de generar espacios de encuentro e intercambio, cuya actividad se centra en la producción, distribución y venta de libros, como herramientas útiles de transformación social. Los orígenes del colectivo Cambalache se remontan al movimiento estudiantil de finales de los años 90; en todo momento han apostado por construir formas autónomas de pensar y practicar colectivamente una educación política que se ocupe de las necesidades sociales y de cómo resolverlas colectivamente. Sus líneas de trabajo son agroecología y consumo responsable, feminismo y migraciones.

La idea de La Madeja nació a partir de un taller sobre la autoestima de las mujeres desde una perspectiva social y política, y la necesidad de contar las cargas con las que nos enfrentamos y que normalmente resolvemos solas ya que la alternativa es acudir al psicólogo. La idea cuajó y durante un año estuvieron reuniéndose una vez al mes un grupo no mixto reflexionando sobre como habíamos socializado como mujeres, de ahí nació un grupo de trabajo donde decidieron formarse sobre feminismo y compartirlo hacia fuera con actividades mixtas. Empezaron reflexionando sobre la precariedad en las mujeres y enseguida pasaron a reflexionar sobre la precariedad sobre los afectos, hablaron de amor, amistad, relaciones madre-hijas, la relación familiar en general, la relación con una misma.

Por aquel entonces ya tenían editorial, otros colectivos habían editado libros y decidieron hacer lo mismo, después de intentarlo en varios talleres se dieron cuenta que no eran capaces, pero no porque nadie se lo impidiera sino porque ellas no se daban permiso para hacerlo. La madeja nació de un miedo, del miedo a escribir que como explicó Toya: se superó después de leer "Periféricas del siglo XIX" donde se habla de la lucha de aquellas mujeres por los mismos derechos que hoy pero en una circunstancias mucho más adversas.

La madeja ha tratado diversos temas desde su inicio: migraciones, cuerpos, paisajes, amores, transgresiones, cuidados y miedos. El proceso de elaboración está deslocalizado, en el colaboran mujeres de Granada, Bilbao y Argentina, aportando la visión del feminismo desde América Latina. Irene Toyas destaca lo importante que ha sido reflexionar sobre qué lenguajes utilizan, pensando en qué desean ellas mismas y las posibles lectoras. Ellas se autorizan para escribir, incluso usando lenguajes que no manejan habitualmente, como podrían ser las imágenes o el texto poético, rompiendo así con una línea política dura. Respecto al estilo, rehuyen del lenguaje abstracto y analítico.

El tema de la revista 7 son los miedos. Cuáles son los miedos que sentimos y como los gestionamos ¿Por qué ¿Qué nos quieren decir ¿Qué hacemos cuando los sentimos ¿Cómo los manejamos ¿Qué tienen que ver los miedos con el poder ¿Por qué reflexionar sobre ellos desde los feminismos. Los miedos tienen que ver con nuestros privilegios: el miedo es cuestión de clase, de género, de color de piel, de orientación sexual, de experiencias vitales y aprendizajes, son también una cuestión que se relaciona con las diferentes intersecciones que nos atraviesan y a las que no siempre se presta atención.

Después de dos horas de charla se abrió el turno de palabras, en el que participaron mujeres de diferentes edades aportando cada una de ellas su visión del feminismo y la situación del mismo en la comarca y provincia.

El acto fue organizado por la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Binéfar con la colaboración del Colectivo por la Igualdad de La Litera- Cinca Medio

 

 

 

 

 


0
0
0
s2sdefault
Ola de Calor 2020