Los amantes del buen rock vibraron de nuevo con las "Maniobras de Resurrección" del grupo granadino.

El plato fuerte de las fiestas de Binéfar de este año, el grupo granadino 091, congregó el sábado 17 de agosto a más de un millar de personas en el recinto de la Algodonera en un ritual de rock con mayúsculas.

Con un efectivo juego de luces, un sobrio escenario tras de sí y un sonido impecable, los cinco músicos demostraron estar en plena forma y con una gran compenetración en la ejecución de un repertorio que mantiene el tipo como el primer día, o incluso ha mejorado con el tiempo. Tras una hora y media de concierto en la que tocaron 20 canciones casi sin dar respiro, se retiraron a descansar pero el público reclamó su presencia con pasión (y decibelios) hasta que salieron e hicieron dos bises más, con los que prolongaron la actuación hasta las dos horas y cuarto, sumando así 7 temas más.

El concierto fue de los que hacen historia, dejando más que satisfechos a los numerosos fans que se habían congregado. El público era variopinto, aunque predominaban los conocedores del grupo, de todas las edades, entre ellos muchos nostálgicos de los conciertos que abundaron en la comarca en los 80 y 90 del pasado siglo. También se observó la presencia de varios grupos de personas venidas de lejos, que probablemente están siguiendo la ‘Maniobra de resurrección’ que 091 está brindando durante este 2016 por toda la geografía estatal. Ciertamente, después de verles en acción resulta difícil pensar que los 091 se hayan juntado sólo para girar durante este año, pues se nota que se lo están pasando en grande y tienen un público que les adora.

Los teloneros fueron Mister Jones, grupo leridano de pop-rock que interpretaron sus propios temas y que dejaron muy buen sabor de boca, con enérgicas canciones que aúnan melodía, electricidad y textos inteligentes con maestría. Vale la pena seguirlos de cerca.


0
0
0
s2sdefault
Ola de Calor 2020