La Diputación ofrece a los ayuntamientos desde el Vivero Provincial la posibilidad de ornamentar sus parques, jardines o zonas comunes con unas 60 variedades de plantas que pueden adquirir a un precio reducido.

Más de 60.000 plantas de sesenta variedades diferentes se ponen esta primavera a disposición de ayuntamientos, comarcas y entidades menores desde el Vivero Provincial de la Diputación, que en los próximos días formarán parte y adornarán parques, jardines, calles u otros lugares de uso común. La responsable de Desarrollo Territorial y Medio Natural, Maribel de Pablo, ha estado en la primera jornada de reparto que este año ha calificado de “intensa, con mucha actividad” puesto que, como ha detallado, “a lo largo de una sola mañana ya han retirado planta sesenta ayuntamientos, que lo hacen a un precio simbólico”.

Entre las especies más demandadas por los municipios, los geranios, de los que este año se ha partido de una oferta de 9.500, al igual que de petunias o los claveles, con 5.000 unidades. También se ofrecen begonias, tajetes, salvia, celosía, ricino, caléndula, dalia, pensamiento, calibrachoa o surfineas, además de algunas plantas aromáticas muy características de la flora altoaragonesa como son el tomillo o la albahaca.

Los técnicos y operarios del Vivero Provincial son los encargados de adaptar la oferta según la demanda que las entidades han realizado a lo largo de las últimas campañas y en función de cómo se adaptan los diferentes tipos de plantas a cada uno de los pueblos. Para esta temporada se ha optado por prescindir de algunas especies con escasa demanda y dificultades para adaptarse, tal como explica Alberto Bergua, encargado del Vivero.

Entre las funciones del Vivero Provincial se encuentra también el asesoramiento a aquellos municipios que lo soliciten en cuestiones como la elección de las plantas según el lugar al que están destinadas, consejos de mantenimiento y otros aspectos estéticos y ornamentales.

En la actualidad y gracias al convenio de la DPH con la Fundación Agustín Serrate, una veintena de usuarios de Arcadia también trabajan cada día junto a los técnicos del Vivero, realizando labores de siembra, trasplante, riego o poda entre otras típicas de esta instalación y que son fundamentales para el desarrollo de las dos campañas anuales, la de la flor, que ha empezado hoy, y la de los árboles y arbustos, que tiene lugar en otoño. Maribel de Pablo agradece la labor de todo el personal que se hace especialmente visible estos días y, añade, que “el Vivero cumple una doble función”, en referencia a las facilidades de inserción laboral para personas con alguna discapacidad y al servicio que desde allí se da a los municipios de todo el territorio altoaragonés.

Los ayuntamientos y entidades locales de la provincia pueden acercarse a retirar las plantas mientras queden existencias disponibles. No es necesario haber realizado previamente una reserva pero sí deberán asistir con el escrito que la Diputación les remitió cumplimentado y acreditado. El Vivero Provincial, situado en la carretera de Arguis, permanece abierto de lunes a viernes de 8.30 a 14 horas y la retirada de plantas se realiza siempre en estricto orden de llegada.


0
0
0
s2sdefault