lafranja01

Los que vivimos y trabajamos en La Litera ya tenemos muy asumido lo que podemos encontrar en nuestra comarca, desde entornos de explotación agrícola y ganadera hasta zonas que son enclaves más naturales, con bosques, arroyos y congostos. La Litera tiene tantas caras que es muy difícil describirla en pocas palabras. Trasladar toda esta complejidad es tarea harto difícil, por eso lo mejor para los foráneos es que se dejen caer por nuestros pueblos, que caminen por nuestras calles y caminos, que pisen nuestra tierra. Las casas de turismo rural ayudan en buena medida a que esto sea posible y son una excelente alternativa turística para nuestras poblaciones.

Una de estas casas rurales está situada apenas a dos kilómetros de Tamarite de Litera, en el kilómetro 15.5 de la carretera A-140 que une Tamarite con Binéfar. Allí nos encontraremos con la Casa Rural de La Franja, una edificación de adobe, piedra, teja árabe y madera de más de 100 años de antigüedad que ha sido cuidadosamente restaurada para poder añadir las comodidades a las que estamos acostumbrados sin tener que renunciar a estar en una casa que conserva todo el encanto de hace un siglo.

lafranja02

Reme es la dueña, junto con su esposo Emilio, de esta casa. Nos acoje muy amablemente una tarde en la que la casa está libre de huéspedes, pero ella sigue teniendo trabajo. La casa está vacía, pero dentro del terreno hay una explotación ganadera que se encarga de engordar terneros. En el momento de nuestra visita hay que alimentar a 250 terneros que llegaron a la granja pesando 40Kg. y que volverán a su Navarra natal tras tres meses de estancia pesando 100Kg. más. Los huéspedes de la casa pueden comprobar de primera mano lo que es cuidar de estos animales, así como las gallinas, los patos, las ovejas y otros animales que hay en la granja. También pueden echar una mano en el huerto, recoger sus frutos y comérselos, jugar al ping-pong o bañarnos en la acogedora piscina. Reme nos explica que compraron la casa en 1980 y que se convirtió en su medio de vida. Poco a poco fueron arreglando la casa y hace  diez años decidieron convertirla en casa rural. Según Reme, tener una casa rural, más que un trabajo es un estilo de vida: “Cuando tu ritmo de vida no es el habitual, de lunes a viernes y sábados y domingos fiesta, sino que trabajas todos los días, porque los animales comen todos los días, el hecho de tener a personas en casa durante el fin de semana se agradece, porque es la oportunidad que tenemos de conocer a más gente y estar en contacto con personas de todo el mundo”.

lafranja03

La verdad es que la casa está restaurada con muy buen gusto y el lugar donde está emplazada, está a solo un par de minutos de Tamarite, posibilita que los huéspedes puedan hacer excursiones, no ya por La Litera, sino por la zona de Cinca Medio, Sobrarbe, Ribagorza, Somontano, Bajo Cinca… Los clientes de la casa vienen principalmente de Barcelona, porque en 2 horas se plantan en la casa, pero también tienen clientes de todo el mundo. Los más exóticos fueron unos norteamericanos que vivían en Ucrania, pero hay mucha familia holandesa, alemana… Hay dos tipos de turista: los que no se mueven de la casa, disfrutando de la huerta, los animales, la piscina… y los que no paran quietos, los que se van de excursión. Para Reme todos son igual de buenos, a ella lo que le gusta es conocer gente nueva y disfruta con ello.

lafranja04

Para más información: http://www.casalafranja.com/


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia

Alcampell, Festa Major 2019