Joaquín López Pardo, ornitólogoJoaquín López Pardo, ornitólogo

Texto: Gabinete de Prensa Diputación Provincial de Huesca

Imagen: Luis Miguel Guerrero

 

Joaquín López Pardo (Huesca, 1949) es considerado el primer ornitólogo moderno de la provincia y fundó, en los años 80, un pionero grupo de naturalistas de Huesca que comparten su afición por la observación y defensa de las aves silvestres.

La propuesta de la Diputación para conceder este Galardón a Joaquín López Pardo es el reconocimiento a la labor altruista en el estudio de las aves como imprescindibles en el ecosistema altoaragonés a lo largo de los últimos 50 años, que siempre ha compatibilizado con la divulgación y la enseñanza a  generaciones de jóvenes.

Huesca, 29 de agosto de 2015.- Cuando el Galardón Félix de Azara cumple dieciocho años, la Diputación Provincial de Huesca va a proponer la concesión de esta máxima distinción medioambiental al ornitólogo y profesor Joaquín López Pardo, considerado el fundador de la ornitología en la provincia de Huesca y que destaca por su labor altruista en el cuidado de las aves y con las personas que quieren aprender de la naturaleza altoaragonesa desde hace medio siglo. El próximo martes, a las 12 horas, se valorará la propuesta en la primera Comisión de Desarrollo Territorial y Medio Natural.

Joaquín López Pardo (Huesca, 1949) comenzó su afición por la ornitología de una forma casual y casi anecdótica. Cuando era casi un niño encontró un pinzón vulgar con una anilla procedente de Suiza, y el hecho de reconocer el largo viaje que había realizado le llevó a interesarse por las aves silvestres de la provincia. De esta forma ingresó en 1969 en la Sociedad Española de Ornitología (SEO) y, a partir de ese momento, fue adquiriendo conocimientos y experiencia que ahora muestra a los demás: es anillador científico y ha recuperado aves accidentadas en su propia casa a las que va curando. En  torno a este trabajo, formó el primer grupo de naturalistas de Huesca, el Grupo Ornitológico Oscense, que todavía es una organización pionera en este campo y la integran personas que comparten su afición por la observación y defensa de las aves silvestres.

La propuesta para el XVIII Galardón Félix de Azara destaca la aportación de este oscense al estudio y divulgación de las aves como imprescindibles en el ecosistema de la provincia, sumado al hecho de ser una persona muy reconocida por su entrega entre los amantes de la naturaleza. Ha compatibilizado siempre su trabajo y la colaboración de forma desinteresada con todas aquellas personas y colectivos que, a la hora de conocer y mejorar este ámbito, han contado con su apoyo. La Diputación la considera una de esas accciones “continuas, discretas y totalmente entregadas” en el campo de la ornitología y del medio natural altoaragonés.

Al igual que el naturalista e investigador que da nombre al mencionado Galardón, López Pardo ha sido un precursor, y comparten el espíritu de compromiso con el medio ambiente y ese carácter perseverante y de iniciar investigaciones. Este profesor natural de Huesca ha colaborado en estudios científicos de la Universidad de Zaragoza y, entre sus logros concretos, figura la elaboración de censos a nivel local y estatal de aves acuáticas, cigüeñas o rapaces, además de organizar puntos de anillamiento en diferentes puntos del territorio altoaragonés. Fue el primero en instalar nidos artificiales para cigüeñas en varias localidades de la provincia en un momento el que la especie estaba muy amenazada y también en recopilar nombres de aves en lengua vernácula. Todo ello coincide con la filosofía de la Diputación al entregar el Galardón Félix de Azara que persigue el reconocimiento de “aquellas personas o entidades que hayan destacado o destaquen por su defensa y contribución al mantenimiento y mejora del medio rural”, tal como figura en el Reglamento que fija la concesión de honores del premio.

Historia de un Galardón

El acuerdo de la Comisión de Desarrollo Territorial y Medio Natural se elevará al Pleno del próximo jueves, órgano que aprueba la propuesta, y con la que Joaquín López Pardo se sumaría a la nómina de galardonados integrada por Santiago Pena (1996), la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (1997), Prames (1998), David Gómez Samitier (2001), Peña Guara (2002), UGT y Comisiones Obreras (2003), la Fundación Ecología y Desarrollo (2004), Instituto Pirenaico de Ecología (2005), la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés, ADELPA (2006), Julio Rafael Contreras (2007), Expoagua (2008), la Sociedad Hospital de Benasque (2009), Severino Pallaruelo y Eugenio Monesma (2010), José Antonio Adell y Celedonio Garcia (2010), la Asociación de Ganaderos de la Alta Ribagorza (2011) y el Geoparque de Sobrarbe (2012). La lista se completa con la Fundación Once Aragón, que recibió el pasado mes de febrero este reconocimiento.

Además del Galardón, la Diputación Provincial convoca los premios, becas y ayudas a  la edición -que también llevan el nombre de Félix de Azara- para premiar a todas aquellas personas y colectivos de la sociedad altoaragonesa que a través de sus actividades promueven la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales. El plazo de presentación de los trabajos finaliza el próximo 31 de octubre, y todos los detalles de la convocatoria y de los premios se pueden encontrar en www.dphuesca.es/felixdeazara.

 


0
0
0
s2sdefault

Con voz propia

 ALDA I Jornadas de educación para la convivencia con perros