recortes de prensa

  • Y. Varoufakis: «La globalización se ha atascado. ¿Qué pasará cuando se desatasque?»

    . . . los ahorros per cápita de la humanidad se encuentran en el nivel más alto de la historia. Sin embargo, nuestros niveles de inversión (especialmente en lo que la humanidad necesita, como energías alternativas) son particularmente bajos. En los Estados Unidos, enormes sumas se acumulan en las cuentas de empresas y de particulares sin utilidad productiva, mientras que la gente sin buenos empleos está ahogada por las deudas. En China, unos ahorros cercanos a la mitad de todos los ingresos conviven con la mayor burbuja crediticia imaginable. Europa es aun peor: hay países con superávits comerciales gigantescos sin posibilidad de invertirlos en su territorio (Alemania y los Países Bajos), países con déficits y sin capacidad para invertir en perentorias necesidades de mano de obra y capital (Italia, España, Grecia) y una zona euro incapaz de mediar entre ambos tipos de países porque carece de las instituciones de tipo federal que podrían hacerlo.

    . . . nuestros problemas son globales. Como el cambio climático, requieren acción local pero también un nivel de cooperación internacional desconocido desde Bretton Woods. Ni Norteamérica, ni Europa, ni China pueden resolverlos de manera aislada; ni siquiera mediante acuerdos comerciales. Nada por debajo de un nuevo Bretton Woods puede lidiar con la injusticia tributaria, la escasez de buenos empleos, el estancamiento salarial, la deuda pública y la de las familias, la baja inversión en cosas que necesitamos desesperadamente, el gasto excesivo en cosas perjudiciales, el aumento de la depravación en un mundo inundado de efectivo, los robots que marginan a una parte cada vez mayor de nuestras fuerzas de trabajo, la educación prohibitivamente costosa que se necesita para competir con los robots, etc. Las soluciones nacionales, amañadas bajo el mantra de «recuperar nuestro país» tras fronteras reforzadas, solo pueden traer más descontento, ya que permitirán a nuestros oligarcas-sin-fronteras forjar acuerdos comerciales que abocarán a la miseria a la mayoría mientras ellos ponen a salvo su botín en paraísos fiscales.

    Yanis Varoufakis: «Globalization is stuck in a trap. What will it be when it breaks free?», en theglobeandmail.com ; Toronto : The Globe and Mail, 12 enero 2018 (extr. y trad. La Litera información)

  • Y. Varoufakis, “Globalization is stuck in a trap. What will it be when it breaks free?”

    . . . Humanity's accumulated savings per capita are at the highest level in history. However, our investment levels (especially in the things humanity needs, such as green energy) are particularly low. In the United States, massive sums are accumulating in the accounts of companies and people with no use for them, while those without prospects or good jobs are immersed in mountains of debt. In China, savings approaching half of all income sit side by side with the largest credit bubble imaginable. Europe is even worse: There are countries with gigantic trade surpluses but nowhere to invest them domestically (Germany and the Netherlands), countries with deficits and no capacity to invest in badly needed labour and capital (Italy, Spain, Greece) and a euro zone unable to mediate between the two types of countries because it lacks the federal-like institutions that could do this.

    . . . our problems are global. Like climate change, they demand local action but also a level of international co-operation not seen since Bretton Woods. Neither North America nor Europe nor China can solve them in isolation or even via trade deals. Nothing short of a new Bretton Woods system can deal with tax injustice, the dearth of good jobs, wage stagnation, public and personal debt, low investment in things we desperately need, too much spending on things that are bad for us, increasing depravity in a world awash with cash, robots that are marginalizing an increasing section of our work forces, prohibitively expensive education that the many need to compete with the robots, etc. National solutions, to be implemented under the deception of "getting our country back" and behind strengthened border fences, are bound to yield further discontent, as they enable our oligarchs-without-borders to strike trade agreements that condemn the many to a race to the bottom while securing their loot in offshore havens.

    Yanis Varoufakis, “Globalization is stuck in a trap. What will it be when it breaks free?”, in theglobeandmail.com ; Toronto : The Globe and Mail, january 12th 2018 (excerpt La Litera información)

  • O. Solon: «Se acabó el cuento de hadas de la bondad natural de los gigantes tecnológicos»

    La sorprendente elección de Donald Trump sirvió como un catalizador para investigar a las plataformas que representan gran parte de nuestra experiencia en Internet. Aun así, han hecho falta muchos meses para entender de verdad la enorme magnitud del rol que jugaron . . .

    En el caso de Facebook, hubo cuentas falsas impulsando mensajes que fomentaban la crispación en los estados decisivos. Google detectó actividades similares en su herramienta de búsquedas y en YouTube. En Twitter, ejércitos de bots y de usuarios falsos promovieron noticias falsas que favorecían a Donald Trump.

    "La elección muestra lo que está en juego . . . En el pasado, criticar a Silicon Valley era decir que el smartphone nos estaba haciendo tontos. Ahora es decir que es incompatible con la democracia" . . .

    Desesperadas por evitar el tipo de regulación contra monopolios que perturbó el dominio de IBM y de Microsoft, las cinco grandes tecnológicas están inundando a Washington con grupos de presión, hasta el punto de que ya multiplican por dos la inversión en lobbies que hace Wall Street.

    Olivia Solon: «Se acabó el cuento de hadas de la bondad natural de los gigantes tecnológicos», en eldiario.es ; Madrid : Diario de Prensa Digital, 29 diciembre 2017 (extr. La Litera información)

  • «Suerte dispar para las ayudas públicas en las provincias aragonesas»

    Las tres diputaciones provinciales de Aragón han hecho llegar a la CNMC sus proyectos para extensión de la banda ancha en sus respectivos territorios, gracias a un acuerdo de colaboración con el Gobierno de Aragón para “el desarrollo de los programas operativos Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y Fondo Social Europeo (FSE) durante el periodo 2014-2020”.

    El objetivo de las ayudas sería que en 2020 todos los municipios de las tres provincias dispongan de una cobertura de red de banda ancha con una velocidad deseable de 100 Mbps y, en todo caso, nunca por debajo de 30 Mbps.

    . . . la CNMC censura que los proyectos no reflejen todos los núcleos de población susceptibles de recibir la ayuda como zonas blancas (. . . 641 en vez de 320 en Huesca . . .).

    «Suerte dispar para las ayudas públicas en las provincias aragonesas», en ugtcomunicaciones.es ; Madrid : UGT Comunicaciones, 26 diciembre 2017 (extr. La Litera información)

  • Á.L. Lara: «España como bucle»

    La mayoría de los chicos me observan con la distancia y la estupefacción repetida de casi todos los días, pero Ayleanna no. Ella, como otras pocas muchachas, toma notas y se come esa distancia con su deseo de conocer. Su rostro no se inmuta cuando tacho inesperadamente el esquema recién dibujado y les digo que no vale en el caso de España. “¿Por qué?”, les pregunto. Entonces Ayleanna se cuelga de una sonrisa cargada de calle y me dice: “Porque es un bucle, vuelve para atrás una y otra vez”. “¿Cómo es eso?”, le inquiero. Ella lo explica: “Por lo que he entendido estas semanas, el hispanismo fue inventado como ideología que liga lo español con la Hispania de los romanos, borrando los siglos de cultura árabe e islámica y convirtiéndolos en algo ajeno. Tu país vuelve una y otra vez a los Reyes Católicos. Es una jodida condena”. Ayleanna tiene unos veinte años. Es una mujer pobre y negra del Bronx. Entiende mejor España que la mayoría de los españoles.

    Ángel Luis Lara: «España como bucle», en eldiario.es ; Madrid : Diario de Prensa Digital, 8 diciembre 2017 (extr. La Litera información)

  • M. Peirano: «No son bots rusos, es Capitalismo 3.0 reventando el debate político online»

    . . . un ejército de bots al servicio del Kremlin rompe la unidad de España con la ayuda de los famosos hackers Edward Snowden y Julian Assange . . .

    Lo que sí es verdad es que hay ejércitos de bots tuiteando sobre Catalunya, y sobre muchas otras noticias políticas en muchos países. No porque trabajen para Putin, sino porque el nuevo mercado del marketing digital ha contaminado el debate político, ha intoxicado a los medios y está a punto de romper Internet . . .

    Los bots (robots) . . . son cuentas automatizadas que hacen tareas mecánicas, generalmente distribuir spam, retuitear mensajes con determinadas palabras o repetir el mismo mensaje con distintas cuentas cuando aparecen ciertos hashtag. Los perfiles falsos son cuentas de nombre inventado y foto robada, manejadas al peso por personas reales . . . La evolución natural de ambos es el cyborg, el perfil falso y semiautomatizado que está contaminando las redes y que se cría en las granjas de trolls.

    Las granjas de trolls son una especie de call centers donde cientos de personas crean, manejan y monitorizan cientos de miles de cuentas cyborg. No son hackers, porque no hace falta. Son publicitarios, periodistas y vendedores en paro, pero también estudiantes y amas de casa en apuros. No necesitan ser programadores, solo manejarse en las redes y gestionar un enjambre de cyborgs en distintas misiones. Su salario depende de su eficiencia, pero no cobran mucho. Es un trabajo precario en una economía brutal.

    Si el cliente quiere generar interés en torno a un nuevo producto, el enjambre busca espacios de interés y produce cientos de comentarios positivos y los disemina rápidamente por medios, foros y tiendas online. Si el cliente quiere deshacerse de la competencia, el enjambre hace lo mismo pero para difamar. El enjambre ataca en grupo: los perfiles falsos se enlazan y se dan la razón unos a otros, tanto para defender un producto como para destrozar a un rival con abusos verbales o acabar con un tema a base de provocación . . .

    Marta Peirano: «No son bots rusos, es Capitalismo 3.0 reventando el debate político online», en eldiario.es ; Madrid : Diario de Prensa Digital, 20 noviembre 2017 (extr. La Litera información)

  • J. Muñoz, entrevistado por C. Bellsolà: «El independentismo se ha convertido en un elemento estructural de la sociedad catalana»

    . . . Un relato que habla de una sociedad en la que se lava el cerebro a los niños en las escuelas, donde hay un totali­ta­rismo que impide expresar la discrepancia y unas élites que maquinan. Este relato funciona, incluso con gente aparente­mente razonable.

    Este relato también funciona en Catalunya.

    Pero sólo lo compran sectores fuerte­mente ideologizados, con prefe­ren­cias espa­ño­listas muy marcadas, porque la discre­pancia con la realidad es muy evidente. La diferencia es que en el resto del Estado lo compra también gente muy normal y muy razonable en otros temas.

    ¿Por desconocimiento?

    Por una combinación de desconocimiento y de un meca­nismo psico­lógico. En el fondo, este relato da respuesta a una pregunta muy lícita: “¿Por qué quieren irse?” . . . Una respuesta relati­va­mente cómoda, que reconforta , es que “les han lavado el cerebro, con TV3 y las escuelas”. Esto no tiene ninguna base empírica. TV3 tiene el porcen­taje que tiene de audiencia, y la gran mayoría de personas que fueron a las manifesta­ciones no han sido educadas precisa­mente en la inmersión lingüística.

    Jordi Muñoz, entrevistado por Carles Bellsolà: «El independentismo se ha convertido en un elemento estructural de la sociedad catalana», en publico.es ; Barcelona : Display Connectors, 15 octubre 2017 (extr. La Litera información)

  • «No es demasiado tarde para frenar la división de España»

    La agresión contra multitudes pacíficas puede funcionar en el Tíbet pero no puede defenderse en una democracia occidental. En el conflicto entre justicia formal y justicia natural, acaba prevaleciendo siempre la justicia natural. Las Constituciones están para servir a los ciudadanos, no a la inversa. En vez de sostener el Estado de derecho como pretendía, Rajoy ha acabado dañando la legitimidad del Estado español.

    «It is not too late to stop the break-up of Spain», editorial en The Economist ; London, The Economist Newspaper Limited, 5 octubre 2017 (extr. y trad. La Litera información)

  • «It is not too late to stop the break-up of Spain»

    Aggression against crowds of peaceful citizens may work in Tibet but cannot be sustained in a Western democracy. In the contest between formal justice and natural justice, natural justice wins eventually every time. Constitutions exist to serve citizens, not the other way around. Rather than uphold the rule of law as he intended, Mr Rajoy ended up tarnishing the legitimacy of the Spanish state.

    «It is not too late to stop the break-up of Spain», leading article in The Economist ; London, The Economist Newspaper Limited, october 5th 2017 (excerpt La Litera información)

  • «El premio Nobel de Física 2017: comunicado de prensa»

    El 14 de setiembre de 2015 se observaron por primera vez las ondas gravitacionales del universo. Las ondas, predichas por Albert Einstein hace ya un siglo, procedían en este caso de la colisión entre dos agujeros negros. Tardaron 1300 millones de años en llegar al detector LIGO, en los EUA.

    . . . Este éxito del proyecto LIGO se logró con un par de interferómetros laser gigantes capaces de medir diferencias de longitud miles de veces menores que un núcleo atómico, debidas al paso de las ondas gravitacionales por la Tierra.

    «The 2017 Nobel Prize in Physics - Press Release», en Nobelprize.org ; Stockholm : Nobel Media AB, 3 octubre 2017 (extr. y trad. La Litera información)

Página 1 de 12

Festa del Tossino18