Peralta de la Sal, Calasanz y Azanuy-Alins llevan más de 10 días sin teléfono

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Los ayuntamientos acusan de dejadez a la compañía

Los Ayuntamientos de Peralta de Calasanz y Azanuy-Alins denuncian la nefasta gestión de Telefónica en la reparación de una avería que afecta desde hace 10 días a las cuatro localidades que forman parte de dichos ayuntamientos. “Como somos pocos, no les interesamos” aseguran, “la dejadez es completa, ni atienden las llamadas de los afectados ni son capaces de aportar una solución. Es totalmente incompresible que, en una situación como la actual, haya personas que tengan que recurrir a sus vecinos para poder ponerse en contacto con sus familiares”.

“Muchos abonados afectados han llamado tanto a averías como a atención al cliente, pero las líneas están siempre saturadas” explica Luis Pedro Boteller. El alcalde de Peralta de Calasanz, que sí ha conseguido hablar con la compañía, se muestra molesto con la respuesta que obtuvo: “me dijeron que era problema de un cable de la fibra óptica, cuando en nuestros núcleos ni siquiera tenemos fibra. De hecho, tenemos internet y telefonía móvil, pero no fijo. Es ilógico”.

Una situación que está afectando a los servicios básicos, apunta Juan José Campodarve, primer edil de Azanuy-Alins, “las consultas médicas, que debido a la situación de crisis sanitaria se hacen por vía telefónica, no se pueden atender. Además, el servicio de teleasistencia de Cruz Roja tampoco funciona, pues está asociado al teléfono fijo, por lo que nuestros mayores están desatendidos”.

Ambos ponen el acento en los efectos que esta avería está teniendo sobre los mayores, “no nos olvidemos que son el sector de población mayoritario en nuestros pueblos, y aunque cada día son más los que tienen una línea movil, todavía son muchos los que solo cuentan con un número fijo de telefonía”.

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias