Confusión y Desconcierto en la Franja y en el Segria

Son momentos de confusión y desorden. El viejo orden se está muriendo (el corona virus aceleró el proceso) pero la inercia hace que el nuevo no llegue todavía

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Son momentos de confusión y desorden. El viejo orden se está muriendo (el corona virus aceleró el proceso) pero la inercia hace que el nuevo no llegue todavía

En toda la zona de la Franja y en Lleida y el Segria no se han hecho las cosas bien y los rebrotes han aparecido. Pueden venir a Aragón tranquilos, dijo el baturro de las cinco villas, y poco después cuando nuestros alcaldes de la zona oriental se disponían conjuntamente ( Barbastro, Binéfar y Monzón) a llenar a lo grande el verano con pan y circo, perdón, le llaman cultura, ¡Zás!, apareció de nuevo- pues no se había ido- el maldito y subversivo virus. Y venga, nuevamente Bajo Cinca, Medio Cinca y Litera, a la fase 2. Y claro,- yo me digo- cómo no a aparecer otra vez, si ayer mismo me enteré que muy cerca de donde escribo (no me hagan concretar más) se había celebrado una boda con 250 invitados.

Cuando se levantó la cuarentena muy probablemente desde Litera Meat- foco este en el que como se denunció en su día se actuó mal y tarde- ya se habría exportado probablemente al Segria parte de la pandemia, pues no en vano bastantes de sus trabajadores que residían y residen en LLeida iban y venían a diario en autobús. Pero también en el Segria se ha actuado mal y tarde y no se han instalado los oportunos albergues para acoger a temporeros, con suficiente espacio y medidas higiénicas que hubieran evitado en muchos casos el hacinamiento. En este sentido los ayuntamientos no han estado muy diligentes que digamos. Y la Generalitat tampoco, pues al parecer encargó el rastreo y seguimiento de la pandemia a una empresa como Ferrovial, que como constructora que es, nadie se explica qué hace en estas lides, y los resultados están a la vista. Un día tendremos que escribir sobre la adjudicación de este oscuro concurso.

Cuando estas líneas escribo, lo que está sucediendo en Lleida está a punto de saltar a las comarcas de la zona oriental de nuestra provincia. Es decir, que corremos el riesgo otra vez de una pandemia casi descontrolada con un hospital hospital como el de Barbastro que carece de los recursos adecuados como me he hartado de referir en numerosos artículos. En Lleida el Arnau que es un hospital muy bien dotado al contrario que el nuestro, según dicen muchos médicos estos días, ya está a punto de colapsar. Y ya que estamos de datos, hoy se ha sabido de un contagio de 29 temporeros en Albalate de Cinca.

Pintan bastos, y nuestros alcaldes callados, como es habitual. No soy partidario de cerrar la economía, pero entre esta y la sanidad, me decanto sin duda por la última.

A los fundamentalistas del mercado y la libre empresa, les diré varias cosas. La primera, que de sus fundamentalistas discursos el virus no es que se ría, es que se se descojona. La segunda, que muchos ya estamos hartos de su radical y acientífica teología. Y la tercera y última, que a ver si se dan cuenta que la vida ha cambiado, que nos ha cambiado a todos, y más vale que se vayan- que nos vayamos- adaptando, porque cuando la naturaleza dicta sus leyes es inexorable, y además no perdona.

Es imprescindible cambiar el modelo productivo y asumir entre otras que el turismo masivo probablemente ha muerto o se verá muy reducido, igual que el low cost viajero.

Me despido, con un chiste, sino fuera para llorar. Una jueza de Lleida, haciendo de viróloga y con el apoyo de la Fiscalía, que no pierde ocasión de entonar el “a por ellos” cuando huele a catalán, ante la gravedad de lo que está sucediendo en Lleida y el Segria, ha suspendido las medidas adoptadas por la Generalitat ( tarde, de acuerdo, pero necesarias medidas al fin y al cabo) por desproporcionadas según ella y su credo liberal fundamentalista. Vamos, la que nos faltaba, el broche final, pues en medio de la extrema gravedad, nos aparece el poder judicial, un poder que en los momentos de graves sucesos como es habitual, no sólo no ha conciliado las cosas, sino que las ha desarreglado.

Parece ser que la temeraria suspensión- noticias de última hora- ha sido suspendida con el dictado de un decreto ley por parte de la Generalitat y el apoyo del Gobierno central a las medidas de confinamiento adoptadas.

laquenosvieneencima.blogspot.com

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias