Después de una presentación y un paréntesis tal vez prolongado, estoy aquí de nuevo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Después de una presentación y un paréntesis tal vez prolongado, estoy aquí de nuevo.
 
No importa ser diferente, también se puede brillar

 Hoy descargado las fotos que ayer hice en un paseo playero. Si, habéis leído bien los que me conocéis “playero”, soy de montaña, pero el mar recarga pilas, lo  necesitaba.

 Como os digo, descargando las fotos me he dado cuenta que realmente lo fotografío casi todo. No digo todo, porque aun no soy capaz de ver todo lo que me rodea,  siempre hay algo nuevo que ver o que pasando mil y



 una vez por el mismo sitio hay algo nuevo o algo que aun no te habías fijado. 

 Pensando en ello es cuando me hago las preguntas, ¿estaré ciega?, ¿Cuando seré capaz de abrir bien los ojos y ver?…. así podría hacerme cientos de preguntas y tal vez  sin respuesta.

 Reflexionando en ello y dejando ir un poco la mente… creo que, si tan solo prestáramos 10 min. al día, en querer ver las bellezas que nuestro entorno nos regala…. tal  vez en estos 10 min podríamos ser 10 min más felices.

Pensar que vivimos:
En una sociedad con prisas, por lo tanto no nos permitimos parar esos 10, tan solo 10 nim.                                      

Que belleza en tan solo unos milímetros

En una sociedad que reina lo material, el yo tengo…. realmente que tienes… tele, coche, móvil, reloj, ordenador, tablet…..
En una sociedad de etiquetas, ric@, pobre, transeúnte, list@, tont@, alt@, baj@….. porque no ser tod@s personas.

Ahora mi planteamiento es, cogiendo de base estos tres puntos:
Cogernos el día a día con las prisas necesarias, solo las necesarias y nos permitirnos un ratito en hacer lo que más nos guste, lo que más nos llene, haciendo lo que más felices nos haga sentir. Naturalmente que para unos será bailar, otros pasear, otros ir al cine, otros correr o leer o un café con los amigos o montaña o mar o o o o….. Siempre respetando lo que a otro le gusta, siempre sin juzgar lo que otro haga, siempre acorde con lo que nos dicte el corazón…. siempre.

Referente a lo material, me diréis: hoy día es necesario, sí es necesario, todos estamos en una sociedad cada día más tecnológica y no podemos apearnos. Pero creo que sí, ser un poco conscientes del uso que le dados a toda esta tecnología. No tenemos que llegar a ser esclavos de un móvil, de una tele de un ordenador….. hay algo más … estamos las personas.
Y las etiquetas para que sirven?? Un ric@ puede perderlo todo, o no?. Un pobre puede enriquecerse. Un gord@ puede adelgazar. Un baj@, a cierta edad ya no crecerá… pero puede que sea muy brillante…. así sucesivamente. No sería mejor dejarnos de las mil y una etiqueta que somos capaces de poner y ser todos humanos con nuestros defectos y virtudes, todos diferentes cada uno con sus cualidades y aprender los unos de los otros.

Todo lo dicho no es nada nuevo todos lo sabemos, todos alguna vez lo hemos hablamos, pero….. ¿Quien lo pone en práctica?

Si este escrito, os ha hecho pensar tan solo 5 min. me doy por satisfecha.

Las fotos de hoy tal vez estén relacionadas en abrir un poco los ojos y ver lo que tenemos alrededor.

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias