La Comarca de La Litera y la Ordenación del Territorio (1)

He dado una vuelta por la sierra de San Quílez. Me detengo en alguno de sus privilegiados miradores y contemplo (casi con enamoramiento) la inmensa llanura que se desparrama ante mi vista. Por la falda del cerro discurre el canal de Zaidín, que en el “Partidor” situado en los altos de la Menudilla, toma las aguas del canal de Aragón y Cataluña y en su recorrido de 48 km riega tierras de Binéfar, Monzón, Esplús, Belver, Albalate, Oso Almudafar y Zaidín. Naturaleza y clima forman unos ecosistemas de bosque mediterráneo: roquedos, estepas y, sobre todo, inmensos campos de labor. Puedo ver algunos pueblos de la comarca y a otros los puedo adivinar refugiados detrás de colinas y promontorios. A la altura de San Esteban de Litera, diviso una parte de la alineación de esa especie de espina dorsal de colinas de yeso, “las chesas”, que parecen querer delimitar los primeros contrafuertes pre-pirenaicos. ¡Es la Litera!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

He dado una vuelta por la sierra de San Quílez. Me detengo en alguno de sus privilegiados miradores y contemplo (casi con enamoramiento) la inmensa llanura que se desparrama ante mi vista. Por la falda del cerro discurre el canal de Zaidín, que en el “Partidor” situado en los altos de la Menudilla, toma las aguas del canal de Aragón y Cataluña y en su recorrido de 48 km riega tierras de Binéfar, Monzón, Esplús, Belver, Albalate, Oso Almudafar y Zaidín. Naturaleza y clima forman unos ecosistemas de bosque mediterráneo: roquedos, estepas y, sobre todo, inmensos campos de labor. Puedo ver algunos pueblos de la comarca y a otros los puedo adivinar refugiados detrás de colinas y promontorios. A la altura de San Esteban de Litera, diviso una parte de la alineación de esa especie de espina dorsal de colinas de yeso, “las chesas”, que parecen querer delimitar los primeros contrafuertes pre-pirenaicos. ¡Es la Litera!

Al regresar a mi casa recibo una llamada de Imma, la directora de La Litera información, invitándome a colaborar con su página web. Me hace mucha ilusión y unos días más tarde le presento un pequeño proyecto de colaboración quincenal. Mis escritos tratarán de mis experiencias y conocimientos de temas municipales y locales, que puedan interesar a los lectores. También podré explicar las vivencias de haber formado parte del primer gobierno de la Mancomunidad de La Litera, embrión de nuestra Comarca actual. Espero aportar algo desde mi perspectiva de ciudadano comprometido con la sociedad. No pretendo redactar escritos históricos, eso lo hacen los historiadores como mis amigos Adell y Gasquet, licenciados en la materia. De ahí el título genérico de mis artículos, que contiene la siguiente premisa:

Un conte us explicaré, tan bé com jo sabré; si l´escolteu el sentireu, qui no el sentirà no el sabrà.

En una España, atrasada, mayormente agrícola, instalada en el antiguo régimen y con un analfabetismo que superaba el 60%, las tímidas ideas de progreso nacidas en el siglo XVIII, llamado de las luces por su intención de disipar las tinieblas de la humanidad mediante la razón, sólo habían tenido efecto en minorías cultas: los ilustrados. Nos situamos en el año 1810. José Bonaparte quiere poner fin al caos organizativo de España. Siguiendo el modelo francés divide al país en 38 prefecturas y 111 subprefecturas. Pero este modelo fracasaría. Algún tiempo después, al comienzo del reinado de Isabel II bajo la regencia de María Cristina de Borbón, en 1833, Javier de Burgos, Secretario de Estado de Fomento, establece la división territorial de España por provincias. Un año más tarde, en 1834, las provincias se organizarán en Partidos Judiciales. Así nace la jurisdicción de Tamarite de Litera que comprenderá 25 poblaciones de su entorno.

(continúa en la segunda parte)

Memorias, cuentos y contes
desde La Sierra
Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias

Hachazo a la UNED

Las cacicadas como antaño se siguen produciendo y esto es la muestra más evidente de que nada o muy poco ha cambiado. Ya lo denunciara