El Instituto de Estudios Altoaragoneses abre un ciclo de conferencias sobre los primeros fotógrafos viajeros

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Texto e Imagen: Instituto de Estudios Altoaragoneses

 

Los primeros fotógrafos viajeros por el Alto Aragón es un ciclo de conferencias sobre la historia de la fotografía en la provincia organizado por el Instituto de Estudios Altoaragoneses para dar a conocer la obra de estos pioneros en el mundo de la imagen.

La historia de la fotografía altoaragonesa está todavía por escribir. En los últimos años han salido a la luz fondos de autores inéditos que se suman a nombres más conocidos como Lucien Briet o Ricardo Compairé.

El área de Comunicación Audiovisual del Instituto de Estudios Altoaragoneses, consciente de lo mucho que se está avanzando en el estudio de la historia de nuestra fotografía, quiere dar a conocer las nuevas líneas de investigación y difundir, de este modo, esta parte tan importante como desconocida de nuestro patrimonio cultural.

Esta primera serie de conferencias se ha centrado en la fotografía primitiva, desde sus orígenes hasta los primeros años del s. XX.  En esta época, el punto en común de casi todos los autores es el viaje. El norte de Aragón, fuera de las grandes vías de comunicación y sin grandes ciudades donde asentarse los gabinetes de profesionales, entra en la historia de la fotografía de la mano de los montañeros, aventureros, científicos, ingenieros, periodistas… Viajeros de todas las procedencias, cercanos y foráneos, que retrataron la realidad altoaragonesa en los primeros años de la fotografía.

Cada sesión constará de una charla con proyecciones, así como de un tiempo para el coloquio.

 

Miércoles, 25 de marzo

Esteban Anía Albiac. Fotógrafo

Los primeros fotógrafos viajeros por el Alto Aragón. Una visión panorámica.               

El objetivo de esta conferencia es hacer un amplio repaso de los archivos y colecciones que contienen documentos fotográficos relacionados con el Alto Aragón, sus fondos y sus modos de trabajo. Se incluyen también las fuentes impresas contemporáneas a las fotografías porque en muchos casos o bien nos ayudan a investigar sobre las imágenes o bien se han convertido en el único documento consultable  por la perdida de los originales.

Debido a la gran dispersión del patrimonio fotográfico, las fotografías se localizan en marcos tan dispares como colecciones particulares, archivos fotográficos -administrativos e históricos-, archivos de prensa, bibliotecas, museos, centros de investigación, agencias de fotografía, fundaciones, anticuarios, etc. El investigador que utilice la fotografía como fuente debe enfrentarse a la localización de dichos fondos, a sus problemas de accesibilidad y a los diferentes criterios particulares de gestión y difusión.

Se pretende dar a conocer los centros más importantes relacionados con la conservación y difusión del patrimonio fotográfico en las dos vertientes de los Pirineos y su relación con el Alto Aragón. También dar noticia de la nómina de fotógrafos que pasaron por aquí, de los que tenemos noticias y de los que nos faltan datos. En suma, un estado de la cuestión de la situación actual de nuestros conocimientos, de todo lo que sabemos de los primeros fotógrafos por el Alto Aragón y de todo lo que nos falta por investigar.

 

Jueves, 26 de marzo 

Ramón Lasaosa Susín. Historiador

Fotógrafos franceses. Imágenes para descubrir el Alto Aragón.

Bajo este título pretendemos hacer un repaso tanto por los principales fotógrafos franceses que visitaron la provincia de Huesca desde los inicios de la fotografía hasta finales del primer tercio del siglo XX, así como la visión que a través de sus trabajos y sus escritos, cuando existen, dieron de este territorio.

Aunque el planteamiento que vamos a hacer es eminentemente cronológico hay, paralelamente, una evolución en el uso de la fotografía:

– Los Pirineos, de la litografía a la fotografía. La representación de los Pirineos en el siglo XIX está ligada al turismo termal y a la necesidad de surtir a estos turistas de imágenes de los lugares que visitaban durante su estancia. Imágenes producidas en serie gracias a la litografía que poco a poco serán sustituidas por fotografías de esos mismos sitios. Es en este momento cuando aparecen las primeras representaciones de lugares de los Pirineos oscenses, centrados especialmente en la zona de las Maladetas. De entre los fotógrafos de este momento destacamos el trabajo de Farnham Maxwell Lyte.

– El descubrimiento científico de los Pirineos. La fotografía al servicio de la ciencia. Cuando comienza de manera generalizada el estudio de la cordillera pirenaica desde los más diversos puntos de vista (geográfico, geológico, de los glaciares, incluso de la etnografía) la fotografía se convierte en una herramienta fundamental a la hora de recopilar las distintas investigaciones y para ilustrar las publicaciones que derivan de ellas. La vertiente española, que aglutina las cumbres más altas del Pirineo, pronto atrae el interés de los investigadores. Aimé Civiale, Eugène Trutal, Maurice Gourdon, Franz Schrader, el conde de Saint-Saud, Alphonse Meillon y, por supuesto, Lucien Briet son algunos de los fotógrafos que veremos en este apartado.

Viajeros y turistas. La fotografía aliada del turismo. Con el paso del tiempo no solo los científicos se dedican a recorrer los Pirineos. Los turistas comienzan a visitar otros lugares más allá de las estaciones termales, se generalizan las excursiones a diversos picos, se recorren los pueblos y lugares más recónditos, también en España. La fotografía ya se ha generalizado, las máquinas fotográficas están al alcance de la burguesía y van tomando instantáneas de sus viajes.

Las colecciones del barón de Lassus, con fotos de Juan de Parada y Maurice Meys, Jean Bepmale y los hermanos Spont, serán los protagonistas de este apartado.

La montaña y el deporte. Montañeros fotógrafos. El último paso en esta evolución de la fotografía lo protagonizan los montañeros. Sus ascensiones a las montañas no implican un estudio de las mismas, son puramente deportivas. Normalmente estos montañeros van provistos de cámaras y realizan numerosas instantáneas que documentan sus excursiones. Veremos aquí, fundamentalmente, el fondo de Georges Ledormeur.

Lunes, 30 de marzo

Valle Piedrafita Ciprés. Responsable de la Fototeca

Visita guiada a la Fototeca de la Diputación Provincial de Huesca.

El objetivo de la visita es dar a conocer qué es la Fototeca, los procesos de trabajo y  los servicios que ofrece. Situada en el edificio del Centro de Archivo Documental y de la Imagen de la Diputación de  Huesca, un edificio inaugurado en 2007 y diseñado específicamente para la conservación documental que integra al Archivo de la Institución provincial y la Fototeca.

Se mostrarán y explicarán los trabajos y procesos que se llevan a cabo desde que ingresa cualquier documento gráfico hasta su difusión y conservación: gestión y formas de ingreso, muestra de diferentes soportes y formatos fotográficos, labores de preservación y conservación física,  digitalización y conservación digital, descripción y catalogación y, por último, proyectos de difusión tanto propios como en colaboración con otras instituciones o entidades.

Martes, 31 de marzo

José Antonio Hernández Latas. Investigador Araid. Universidad de Zaragoza

Fotógrafos y viajeros en torno al balneario de Panticosa, últimas investigaciones.

Junto a la prensa escrita y a los anuarios del comercio, son escasas las fuentes documentales que nos puedan aportar nuevos datos acerca de la presencia de los primeros fotógrafos por el territorio del Altoaragón. Entre esas fuentes, que han permanecido prácticamente inéditas hasta hoy en día, se encuentran los libros de registro de huéspedes de uno de los centros neurálgicos del turismo de recreo y salud de nuestra comunidad, el balneario de Panticosa. Su consulta nos ha permitido descubrir la presencia hasta hoy ignorada de algunos de los más célebres fotógrafos extranjeros en la península, como el galés Charles Clifford o el francés Jean Laurent, y datar con toda precisión, las sucesivas estancias de prestigiosos fotógrafos profesionales como Júdez, Hortet o incluso célebres amateurs como Santiago Ramón y Cajal.

Este será el punto de partida para la realización de un recorrido visual a través de un importante y disperso patrimonio fotográfico, elaborado en torno a las instalaciones del balneario y a su entorno natural, por fotógrafos foráneos como el marsellés (hijo de exiliados) Fernando Guerrero Scholtz, la compañía parisina Lèvy, Jean Andrieu o el alemán afincado en Zaragoza, Freudenthal. También por fotógrafos asentados en territorio aragonés, como Lucas Escolá, Félix Preciado, el audaz y malogrado Lucas Cepero o, ya a comienzos de la década de los años 30, Juan Mora Insa.

El cambio de siglo, desde el XIX al XX, además, acogerá el desarrollo y auge de técnicas de reproducción fotomecánica como la fototipia y el fotograbado, lo que propiciará la reconversión y adaptación paulatina de muchos de estos trabajos fotográficos profesionales hacia la edición impresa de diferentes series de tarjetas postales, con las que culminaremos este itinerario visual a través de la iconografía histórica del balneario de Panticosa.

 

INSCRIPCIÓN

Inscripción obligatoria y gratuita en la sede del Instituto de Estudios Altoaragoneses, por correo electrónico (iea@iea.es) o teléfono (974 29 41 20), aportando los datos siguientes: NOMBRE, APELLIDOS, DIRECCIÓN, TELÉFONO Y DIRECCIÓN ELECTRÓNICA.

 

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias