Binéfar celebró el Carnaval infantil y juvenil

binefarfebrero2015carnaval01

binefarfebrero2015carnaval01

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

binefarfebrero2015carnaval01

Texto e Imagen: Jaume Garcia Castro

 

Binéfar, 17 de febrero de 2015.- Esta crónica la escribo desde la doble vertiente de periodista local y padre. El periodista local acude anualmente a las mismas citas ineludibles, aquellas que se repiten cada año y que, invariablemente, merecen un artículo que será similar al escrito el año anterior y que se parecerá muchísimo al que escribirá dentro de 365 días. El padre, en cambio, acude anualmente a las mismas citas ineludibles que (sí, lo ha adivinado) se repiten cada año a las que, inexplicablemente, acude regularmente con su hija.

Hacia las cuatro de la tarde, la Banda de la Escuela Municipal de Música recogía a los alumnos y alumnas del Colegio Víctor Mendoza, seguía su recorrido por la Escuela Infantil Municipal y posteriormente recogía a los niños y niñas del Colegio Virgen del Romeral, para posteriormente seguir con la alegre procesión hasta el Recinto Ferial de La Algodonera. Entre los disfraces abundaban los superhéroes, las princesas, los y las policías, piratas y muchos personajes del mundo de los dibujos animados. También ha aumentado notablemente el número de disfraces elaborados en casa, lo cual aportó un soplo de aire fresco al tradicional repertorio.

Una vez llegados al Recinto Ferial, uno se sorprendía de la cantidad de niños y niñas que hay en Binéfar. Varios centenares de pequeñajos corriendo de uno a otro lado (y otros varios centenares de madres y padres vigilando que no se perdieran entre la multitud) llenaban el espacio recientemente acondicionado. El Circo La Raspa daba la bienvenida a todos los que se acercaban hasta el espacio donde se encontraban. Su función era la de embellecer a las personas que querían hacerse un photo-call con ellos, así que los dos Di Chous se apresuraban a tunear a todo aquel o aquella que se les ponía a tiro. Al otro extremo de la nave donde se reunían los críos, Cremallera Teatre desarrollaba su espectáculo “De banda a banda”, lleno de canciones infantiles, juegos y animación.

binefarfebrero2015carnaval02

En el exterior, niños y niñas que corrían hacia ninguna parte y una cola kilométrica para comprar churros, patatas fritas y algodón de azúcar. Si la salud de la economía de un país se midiera por un churrómetro, viendo la imagen de ayer, estaríamos más saneados que Alemania. Las madres y padres aprovechaban para charlar sin el barullo que reinaba dentro del recinto, algunos se hacían fotografías y otros merendaban tranquilamente. Enfrente, en el Centro Juvenil, empezaban a llegar los adolescentes disfrazados, dispuestos a celebrar su Carnaval con cócteles sin alcohol y música moderna. La calle Lérida era un hervidero de familias que llegaban o salían del recinto ferial. Era el momento de dejar mi condición de periodista local y dedicarme al 100% al oficio de padre. Guardé la cámara en el bolsillo y me dispuse a hacerle caso a mi hija, que quería disputar conmigo una carrera. 

 

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias