El Belén Montañero del Club Litera Montaña y otras actividades del fin de semana

clmdiciembre2014felicitación

clmdiciembre2014felicitación

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

clmdiciembre2014felicitación

Texto e Imagen: Club Litera Montaña

 

El Club Litera celebró el pasado fin de semana su Belén Montañero e inauguró la temporada de ascensiones invernales coronando la Punta Suelza.

Domingo 21, Belén Montañero

El domingo 21 de diciembre la sección de Senderismo Infantil celebró el tradicional Belén Montañero, al que acudieron una sesentena de personas entre pequeños y mayores, desafiando a la niebla y el frío. La actividad dio comienzo con una marcha desde Binéfar por el Camino Natural de la Sierra de San Quílez de Binéfar. Una vez allí, y en el interior de la ermita, los niños fueron agasajados con regalos, canciones, villancicos y la visita de un Papá Noel. Los pequeños, como no podía ser de otra manera, montaron un pequeño Belén. Un almuerzo servido por los esforzados padres y madres y juegos al aire libre completaron la jornada. A la finalización regresaron a Binéfar por el Camino Natural. ¡Feliz Navidad a todos!.

clmdiciembre2014montañerospuntasuelza

Domingo 21, ascenso a la Punta Suelza

La sección de Montañismo del Club Litera inauguró el domingo 21 de diciembre la temporada de ascensiones invernales hollando la cima de la Punta Suelza, 2.973m. Dieciocho montañeros de varias procedencias, pero con el distintivo común del Club Litera, confluyeron en Aínsa para tomar todos juntos dirección a la Bal de Chistau. La vía elegida para atacar el pico fue la que se inicia en el collado de la Cruz de Guardia: se trata de una ruta poco frecuentada ya que la más habitual es la que sube de Bielsa por Urdiceto. Una vez en Serveto, se sigue una pista en buenas condiciones hasta el collado de la Cruz de Guardia, donde comenzaron a caminar. Las vistas al Monte Perdido, Punta de las Olas, Pala Montinier… eran inmejorables con un día tan claro y despejado. Los montañeros ascendieron poco a poco flanqueando por laderas inclinadas hasta alcanzar el collado de Pardinas, desde donde ya eran visibles el Posets y el Gran Bachimala. Los restantes 400 metros de desnivel fueron duros, teniendo que superar empinadas rampas con nieve dura, donde los crampones agarraban bien. Tras cuatro horas de ascensión obtuvieron la cima como premio en un magnífico día soleado y despejado, inusual en el Pirineo en estas fechas. El regreso siguió la misma tónica, con el sol templando el ambiente, llegando de nuevo al punto de partida cuando la última luz del día desaparecía tras el Movisón Gran. Joaquín, socio del Club Litera y Cgrahistabín, nos acompañó toda la ruta.

 

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias

Hachazo a la UNED

Las cacicadas como antaño se siguen produciendo y esto es la muestra más evidente de que nada o muy poco ha cambiado. Ya lo denunciara