Banca ética y soberanía alimentaria en la jornada de Economía Solidaria

ana edu

ana edu

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

ana edu

Texto e Imagen: Eva San Martín Tarragó

 

Binéfar, 27 de septiembre de 2014.- Durante la mañana del sábado 27 de septiembre se desarrolló la jornada de Economía Solidaria por la que pasaron más de 40 personas mientras duró la misma. Al finalizar, 19 personas se quedaron a degustar el menú vegano con productos ecológicos que preparó el bar El Aljibe.
Empezó la jornada de una forma tímida pero los primeros que llegaron se sometieron a una amena dinámica que realizó Manel Gracia en la que se tanteó qué se entendía como economía y de una manera audaz llevó a los asistentes a las definiciones de economía social y economía solidaria. La manera mejor para entenderlo ejemplos de empresas solidarias de Aragón, que siguen ciertos principios y que, aparte de lo económico, tienen modelos que tienen en cuenta lo social, lo cultural y lo medioambiental. Buenos ejemplos como Tiebel con más de 300 empleados o Arropa2, que cuenta con la cooperación de tres empresas solidarias pertenecientes a REAS (Red de Economía Alternativa y Solidaria) Aragón, Tiebel, Simbiosis y La Veloz.

manel gracia

Después de un pequeño descanso llegó el turno de los grupos de consumo, Eduardo Romero y Ana Villuendas, de “Ecoflor” y de “El Rollo Ecológico”, respectivamente. Contaron su experiencia en sus grupos de consumo, cómo se organizaban, qué relaciones tenían entre los grupos y los proveedores, cuáles eran las dificultades que se habían encontrado en la organización y cómo los habían solventado o intentaban resolverlos, cómo se habían creado otros grupos solidarios a partir del grupo de consumo o cómo aumentaban las relaciones personales entre los miembros de los grupos. Parte del público asistente se animó también a contar sus experiencias como miembros de grupos de consumo o como productores. Entre ellos estaba Elena, ecorepostera de Secastilla, que lleva su pan y repostería al templo budista de Panillo y a grupos de consumo de la zona, como “El huerto de casa” de Barbastro y “Tremoncillo” de Graus, y a su vez, es miembro del grupo de consumo de Barbastro. También Julián, productor de kiwis y limones ecológicos de Tamarite, contó las dificultades de conseguir un certificado ecológico, y también en la misma línea, Miguel, que es propietario de un plantero en Binéfar, contó que hacía huerto ecológico pero que le resultaba imposible que le dieran el certificado ecológico por donde tenía ubicadas las tierras. Cristina, del grupo de consumo “La Espuenda” de Binéfar, comentó lo difícil que es, en ocasiones, que las personas del grupo se impliquen en el proyecto. Desde el grupo de consumo “Ecoconsumo Cinca” de Monzón, contaron cómo se organizan con otros grupos de consumo, normalmente con el de Barbastro, para realizar pedidos y se sugirió la idea de alquilar un local entre los grupos de consumo de Barbastro, Monzón y Binéfar para poder recoger allí los pedidos y no tener que usar casas particulares para ese propósito.

asistentes econ solidaria
Se aprovechó que había venido a la jornada José Luis Cabrero, un cocinero de la escuela pública de Aínsa, para que contara cómo ha ido introduciendo alimentos ecológicos en el menú escolar del centro. Explicó que cada menú para niño cuesta 4,55 euros y, de éstos, 2,50 euros era para pagar a las monitoras de comedor, 0,20 euros para otros gastos, y sólo disponía de 1,55 euros para la comida. Estuvo calculando si con ese presupuesto podría comprar productos ecológicos y vio que sí, que la mayor dificultad era encontrar productores ecológicos pero no el presupuesto. El proyecto sigue después de un año y cada vez encuentra más productores para seguir introduciendo alimentos ecológicos en el menú escolar. En el vídeo “El comedor de la escuela: un aula más” se cuenta toda esta aventura en el CEIP Asunción Pañart Montaner de Aínsa.

Se acabó la jornada de nuevo con Manel Gracia que introdujo al público en la banca ética. Se centró en cómo funcionaban Coop57 y Fiare para explicar este mundo en el que el ahorrador es el que decide donde invertir sus ahorros y donde no se invierte en el mercado especulativo. La banca ética es un modelo donde la economía está al servicio de las personas.
Al final, ponentes, organizadoras, miembros de diferentes grupos de consumo y productores ecológicos compartieron mesa. De esta jornada, diferentes personas y productores se interesaron en hacer grupos de consumo en la comarca o integrarse en los que ya hay en la zona. Parece que la jornada va a ser el germen de múltiples proyectos e iniciativas interesantes por lo que la organización se congratulaba de hacer posible este lugar de encuentro entre personas con intereses similares y con ganas de cambiar la sociedad en que vivimos poniendo su granito de arena e implicándose en proyectos sociales que surgen del individuo y a través de los que se consigue tener más control en su economía, a través de las finanzas o a través de los grupos de consumo, como se pudo conocer durante el día de ayer.

comida economia solidaria
Desde la organización se quiere agradecer la asistencia a todas las personas que estuvieron presentes en la jornada, tanto ponentes como público. Una de las cosas más solidarias es compartir conocimientos.

http://ecoredaragon.blogspot.com.es/
http://www.economiasolidaria.org/redes/reas_aragon
http://www.proyectofiare.com/web/
http://www.coop57.coop/aragon/index.php
http://cooperativaecoflor.blogspot.com.es/
http://kiwisnuestrocultivoecologico.blogspot.com.es/

 

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias