Tamarite de Litera: Alfombras en Roma y nuevo Cine

proyeccionalfombrasromatamarite2014

proyeccionalfombrasromatamarite2014

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

proyeccionalfombrasromatamarite2014

Texto e Imagen: Jaume Garcia Castro

 

Tamarite de Litera, 31 de julio de 2014.- Como recordarán nuestros lectores, hace poco más de un mes una delegación de Tamarite de Litera participó en el V Congreso de Artes Efímeras en Roma, realizando una alfombra de serrín tintado en la Vía Conciliazione, uno de los más espectaculares marcos donde se pueden realizar este tipo de manifestaciones artesanales. Esta expedición, formada por doce personas, realizó una serie de fotografías como recuerdo de su estancia y participación en el Congreso. Ayer mostraron al público una selección de estas imágenes para que, todos aquellos que no pudieron asistir se hicieran una idea aproximada de lo que se vivió en el Congreso.

Una tras otra se fueron mostrando imágenes del grupo y sus actividades en el Congreso, alguna foto turística y muchas imágenes del desarrollo de la creación del mosaico que representó a Tamarite de Litera en el Congreso. Carmina Balagué, una de las personas que formaba la expedición tamaritana, iba explicando las imágenes a medida que se iban proyectando. Pudimos ver cómo tintaron el serrín a mano, sin hormigonera, y cómo con sólo dos bolsas de material pudieron hacer la alfombra de 25 m² y aún les sobró. Imágenes simpáticas posando con la Guardia Suiza, de trabajo a las cuatro de la madrugada, o de las alfombras ya acabadas, hicieron las delicias del público asistente que llenó más de la mitad del aforo de la sala.

alfombratamariteroma01

El marco para hacer el visionado de estas imágenes fue la recién remodelada sala polivalente del Centro de Entidades. La primera sorpresa de los que asistimos al acto fue que una cortina separa la entrada del pasillo a la sala principal. Una vez dentro descubrimos el porqué. La sala ya no es un salón de actos al uso como era antes, ahora se ha convertido en una auténtica sala de cine que se puede utilizar para otros menesteres.

El cambio más evidente es que la disposición de los asientos ha sido girada 180º. Las butacas se han dispuesto en una tarima con gradación, para que todos los espectadores tengan la máxima visibilidad de la pantalla. El equipo de proyección digital cuelga del techo y por toda la sala se disponen los altavoces del sistema de sonido. La pantalla, aparentemente pequeña, adquiere toda su dimensión cuando se proyectan imágenes en ella. Es la primera sala cinematográfica que conozco en la que la primera fila va a disfrutar tanto de la experiencia audiovisual como la última, por el tipo de disposición de la sala y el tamaño de la pantalla y el aforo. La sonoridad de la sala está fuera de toda duda, puesto que era la sala de música del antiguo instituto, pero el techo insonorizado ha sido modificado y adecuado para albergar la nueva instalación audiovisual. Por último, cabe destacar que lo más importante de la sala es lo que ha motivado el cambio de ubicación de la sala cinematográfica de un espacio a otro: la salida de emergencia, una salida que esperamos que no se tenga que utilizar jamás, pero que ha sido posible practicarla en uno de los laterales de la sala y que garantiza una rápida evacuación en caso de emergencia de cualquier tipo.

Las dimensiones de todo ello son realmente adecuadas a una población como Tamarite, con un limitado número de espectadores en la sala de cine, pero además era necesario porque el Cine Prado incumple todas las normativas en materia de seguridad y es imposible hallar soluciones arquitectónicas viables para solucionarlo.

Mientras  la proyección de las imágenes de Roma se iban sucediendo en la pantalla, no nos dimos cuenta de lo realmente bien que se ven las imágenes ni de la dimensión real de la pantalla plateada. Fue al final del acto cuando se hizo una demostración al público de las posibilidades reales de la sala mediante la proyección de un tráiler cinematográfico. El sonido, envolvente y con fuerte presencia y de una notable calidad, apoyaba sin fisuras a una proyección excelente, casi perfecta. La tecnología digital posibilita tener una calidad excepcional en salas pequeñas sin tener que invertir las cantidades astronómicas necesarias antaño para obtener algo parecido. Tamarite de Litera no solo tiene la única sala de cine de la comarca, sino que esta nueva sala es una auténtica bombonera para los cinéfilos. Puestos a pedir, solo harían falta un par de detalles para que todo fuera perfecto, como es un aislante sonoro en paredes y suelo que mejoraría aún más la calidad del sonido, pero es una menudencia técnica prescindible comparada con todo lo que se ha ganado en comparación con la sala del Cine Prado. Tamarite puede estar orgullosa de su nuevo cine. Ahora falta que la ciudadanía lo utilice y lo haga suyo.

 

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias