Alba Chesa: “Debemos cuidar nuestra piel de la misma manera que cuidamos nuestra alimentación”

albachesa01

albachesa01

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

albachesa01

Texto: Raquel Blanch

Imágenes cedidas por: Alba Chesa

 

Tras estudiar Ciencias Ambientales y conocer mundo durante una temporada, la albeldense Alba Chesa emprendió camino en la fabricación de jabón artesanal. Montó un improvisado taller en la bodega de su casa y varios experimentos le llevaron a crear su propia marca: Saponaria Soaps, una línea de jabones con diferentes aromas y texturas elaborados con productos naturales a base de aceites vegetales, zumo de frutas o extractos de plantas e infusiones.

Raquel Blanch: ¿Cómo te adentras en el mundo del jabón?

Alba Chesa: Al finalizar mis estudios en Girona regresé a Albelda para trabajar en obras de regadíos y, con el tiempo, decidí cambiar de aires y viajar una temporada por Sudamérica. Fue al volver cuando me interesé en la fabricación de jabón artesanal, realicé un cursillo en Barcelona y monté un taller en la bodega de casa. Comenzó como una afición, pero cuando me di cuenta tenía montañas de pastillas de jabón. “¿Qué hago con todo esto?”, me pregunté, así que para la Festa del Tossino preparé una paradita para vender mi producto y a mitad de la mañana había vendido todo. Desde entonces, ya hace tres años.

Raquel: ¿Qué materias primas utilizas para hacer jabón?

Alba: El componente principal es el aceite de oliva, procedente de los olivos de nuestra cosecha. A éste, mezclado junto con otros aceites vegetales, como el de coco, argán, aguacate, rosa mosqueta o almendra, se le añade la sosa y ahí ya tenemos el jabón. Sin embargo, para aportar propiedades específicas y que el jabón se adapte a los distintos tipos de piel, es necesario incluir otras sustancias, como por ejemplo pulpa fresca de frutas, arcillas, infusiones o aceites esenciales, que son los que aportan el aroma. Una vez acabado el proceso, la mezcla debe reposar en el molde uno o dos días. Después, lo corto en trozos y, antes de utilizarlo, hay que dejarlo en reposo mínimo un mes. El proceso es sencillo, aunque intento innovar y experimentar nuevas mezclas.

Raquel: ¿Cuáles son los beneficios de utilizar jabón artesanal?

Alba: Todos los componentes son naturales, por tanto aseguramos que el jabón sea lo más sano posible. Rojeces, eccemas, manchas… No hay que culpar a nuestra piel, sino que debemos comenzar por utilizar un jabón natural, sin elementos químicos añadidos. Suelo decir que hay que cuidar nuestra piel de la misma manera que cuidamos nuestra alimentación.

Raquel: ¿Crees que los productos hechos a mano tienen más oportunidad en el mercado?

Alba: Sí, creo que cada vez más la gente apuesta por lo artesanal. Pero eso no es todo, hay que añadirle otros valores. En mi caso no vale sólo con la naturalidad de los productos, también tengo que cuidar el aroma, el diseño del jabón o su envoltorio.

albachesa02

Queriendo o sin querer, las palabras de Alba me invitaron a reflexionar. En un mundo global, acelerado y tecnológico por los cuatro costados, lo hecho a mano se convierte en un bien preciado. Es así: ante la avalancha de productos, la saturación de marcas y el consumismo insaciable, el retorno de la creatividad y la autenticidad es un soplo de aire fresco. Hace unos días leí un artículo en el que una multinacional encargada de la producción de cerveza afirmó no temer a los gigantes competidores, sino a las pequeñas firmas artesanas que elaboran cerveza de manera tradicional. Y dejando de lado mi reflexión, continué con la entrevista….

Raquel: Cada piel precisa de un tipo de jabón, ¿puedes darnos algunas referencias?

Alba: Es importante utilizar el tipo de jabón que requiere nuestra piel. Para las más secas recomiendo el jabón de rosa mosqueta, el de aguacate o el de coco. También el que yo llamo “delicatesen”, elaborado con aceite de argán, oleato de flores de sauco que recojo en primavera y zumo de granada con propiedades antioxidantes. Si por el contrario la piel es más grasa, es preferible utilizar jabón de ortiga, romero o té verde.

Raquel: ¿Haces jabones “al gusto”?

Alba: Sí, por ejemplo este año para una boda elaboré jabones de miel o café. La única condición es que sean ingredientes naturales, el gusto lo escoge el consumidor

Raquel: Más espuma… ¿mejor jabón?

Alba: Falso. Los jabones industriales que podemos comprar en el súper tienden a hacer mucha espuma y para ello utilizan un componente químico, el Lauril-Sulfato. En los jabones naturales es el aceite de coco el encargado de proporcionar una espuma más sedosa. Como conclusión: la cantidad de espuma no está ligada a la calidad del jabón.

Raquel: ¿Te has planteado convertir tu afición en un negocio?

Alba: Si me lo he planteado, pero las condiciones y los registros sanitarios son demasiado exigentes para la gente que comienza de cero. De momento hago pedidos por mi página web y participo en las ferias de la comarca. Poco a poco voy subiendo escalones…

Raquel: Y por último… ¿Qué consejos puedes darnos para cuidar mejor nuestra piel?

Alba: Tanto para el rostro como el cuerpo, es importante limpiar bien la piel con un jabón adecuado y sobretodo mantenerla hidratada ¡no hay mejores trucos!

Alba cuenta en su blog algunas de las curiosidades y cualidades de sus jabones, echadle un ojo: http://saponariasoaps.blogspot.com.es/

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias