Iriarte: El asno y su amo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

«Siempre acostumbra hacer el vulgo necio

de lo bueno y lo malo igual aprecio;

yo le doy lo peor, que es lo que alaba».

      De este modo sus yerros disculpaba

un escritor de farsas indecentes;

y un taimado poeta que lo oía,

le respondió en los términos siguientes:

      «Al humilde jumento

su dueño daba paja, y le decía:

‘Toma, pues que con eso estás contento’.

Díjolo tantas veces, que ya un día

se enfadó el asno, y replicó: ‘Yo tomo

lo que me quieres dar; pero, hombre injusto,

¿piensas que sólo de la paja gusto?

Dame grano, y verás si me lo como’».

 

      Sepa quien para el público trabaja,

que tal vez a la plebe culpa en vano,

pues si, en dándola paja, come paja,

siempre que la dan grano, come grano.

Iriarte: «El asno y su amo», en Fábulas literarias; Madrid, Imprenta Real, 1782

Tu publicidad






Banner 3
Aquí tu publicidad
Sitio web

Otras noticias

Hachazo a la UNED

Las cacicadas como antaño se siguen produciendo y esto es la muestra más evidente de que nada o muy poco ha cambiado. Ya lo denunciara